blog

No se te ocurra pedirle un poco

Nos ha resultado muy gracioso encontrar a este enfadado gato delante de un suculento polla asado. Parece que te advierte de que no acerques la mano a lo que considera todo suyo…

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *